Desarrollo del lenguaje

Un niño está expuesto a varios sonidos en el útero desde antes de su nacimiento, por lo que, el niño que posee una pérdida auditiva no ha tenido acceso a las mismas impresiones acústicas que un niño con una audición normal. Como el sentido de la audición es esencial para el desarrollo del habla y del lenguaje, un niño con una discapacidad auditiva se encuentra en riesgo de retrasar el desarrollo de su lenguaje.

Cuando un niño con una discapacidad auditiva recibe un audífono, hay una gran probabilidad de que él o ella reciba los sonidos que son esenciales para el desarrollo del lenguaje. Si se tarda mucho tiempo en otorgarle al niño el audífono necesario, éste puede perder ciertos matices lingüísticos necesarios para el desarrollo normal de su lenguaje. Este retraso puede ser reducido o evitado si se le provee un sonido amplificado con un audífono a una temprana edad.

Desde los primeros meses de vida, ya existen varias cosas que usted puede hacer para optimizar la comunicación con su niño.

El aprendizaje del habla y del lenguaje

El entrenamiento del habla y del lenguaje puede darse desde antes del jardín de infantes si usted quiere darle al niño la mejor preparación posible para su futura educación. La audióloga de su hijo será quien le indique la metodología más apropiada para su niño.

Los terapistas del habla tienen una serie de técnicas básicas y herramientas que utilizan para enseñar y ayudar a su hijo a desarrollar un buen lenguaje. Ellos le van a enseñar a su hijo como reconocer y como decir ciertos sonidos, palabras y frases.

Escuela

Las maestras son una parte crucial del grupo de profesionales que apoyará a su hijo en el camino de su enseñanza. Los niños con pérdidas de audición severas, usualmente asisten a escuelas especiales, pero cuando es posible, muchos padres prefieren que su hijo asista a una escuela común.

Las maestras deben entender la importancia que tiene el entorno de escucha para el niño, además del efecto que tiene la audición en el aprendizaje. Un buen entorno de audición puede ser crucial para la vida social y emocional del niño en la escuela. Es de suma importancia para el niño, poderse unir a las actividades que se producen en su entorno.

Por este motivo, resulta importante que el niño reciba el apoyo de un equipo de profesionales. Recuerde que también existen asociaciones de apoyo para padres con niños que poseen una discapacidad auditiva. En ellas usted puede compartir experiencias con otros padres que se encuentran en una situación similar.

A su vez, también existen un gran número de recursos de asistencia dentro del entorno de la escuela que pueden ayudar al niño en el entorno educativo.