Tips para una buena comunicación

¿Cómo comunicarse con un niño que tiene una discapacidad auditiva?

  • Nunca hablarle de espaldas.
  • Acercarse al niño cuando se quiere comunicar con él. El volumen del sonido se reduce a la mitad cada vez que la distancia desde la fuente del sonido se duplica. Por ende, puede ocurrir que al aumentar solo unos pocos metros la distancia con el niño el mensaje no sea escuchado.
  • Hacer contacto visual con el niño cuando se desea comunicarse con el. Los labios, las expresiones faciales y el movimiento del cuerpo contienen información importante.
  • Cuando uno se comunica con un niño en un cuarto donde hay otras personas presentes, es importante dirigirse al niño con su nombre previo el mensaje.
  • Hablar en voz clara y alta sin gritar. Si se habla demasiado fuerte, el sonido de la voz puede distorsionarse haciendo más difícil la comprensión del mensaje.
  • Asegurarse que hay suficiente luz cuando usted habla con el niño. De esta forma, el niño podrá ver la cara de su interlocutor con facilidad.
  • Siga jugando, cantando y hablándole a su niño. Para todos los niños, el contacto humano es esencial para el desarrollo emocional y el bienestar del niño. Un niño con una discapacidad auditiva puede tener una mayor necesidad de contacto con las personas que lo rodean para proveerle una base más grande de comunicación.