Niños

Widex proporciona a los niños con pérdida auditiva las mismas oportunidades de comunicación y desarrollo que tienen los niños con audición normal.

Un 4 % de niños a nivel mundial nacen con algún grado de deficiencia auditiva ocasionada especialmente por factores de tipo genéticos, medicamentosos, enfermedades virales de la madre durante la gestación, traumatismos en el momento del parto o incompatibilidad sanguínea con la madre. Sin embargo, los niños que nacen con buena audición también pueden sufrir disminución o pérdida de la misma durante sus primeros años de vida. Generalmente estos casos están asociados a enfermedades adquiridas como la parotiditis (paperas), la meningitis, algún tipo de medicamento o infecciones de oído causadas, por ejemplo: por el contacto con el agua de piscinas. Estas infecciones se pueden prevenir con el uso de protectores auditivos.

Detección temprana de la pérdida auditiva

Hoy día es posible detectar una pérdida auditiva desde muy temprana edad, incluso en niños recién nacidos. Un diagnóstico a tiempo es fundamental para evitar consecuencias negativas en el desarrollo del lenguaje, el aprendizaje y la socialización del niño.

Los padres de niños que presentan algún grado de pérdida auditiva deben comprender la urgencia de buscar soluciones rápidas y efectivas, tanto a nivel de prótesis o ayudas auditivas como de educación especial para permitir el normal desarrollo de su hijo.