Cuidado de los audífonos

Cuidar un audífono es algo muy sencillo. Sin embargo, aquí le damos algunos consejos que le pueden ser útiles a la hora de considerar qué es bueno y qué es malo para un audífono.

Consejos para cuidar mejor su audífono

  • Cuando no lo esté utilizando, apáguelo. Si no lo va volver a utilizar por varios días quítele la batería.
  • Mantenga la batería en un lugar fresco y seco.
  • No exponga el audífono a un calor excesivo o a humedad.
  • Quítese el audífono antes de ducharse, tomar un baño o meterse en una pileta de natación.
  • No utilice nunca un secador o fijador para el cabello mientras lleva puesto el audífono.
  • Si se va a someter a un tratamiento de radiación, quítese el audífono.
  • Revise la punta del molde o el filtro anticerumen del audífono (dependerá del modelo de audífono que usted tenga) para asegurarse de que éstos no tengan acumulación de cerumen del oído, lo que podría hacer que oiga muy bajo, no oiga nada, o directamente dañar el audífono.

Para prolongar la vida del audífono, es importante limpiarlo a diario y seguir las instrucciones de mantenimiento del mismo con regularidad. Estos procedimientos, además asegurarán que usted pueda escuchar los sonidos con la mayor claridad posible.