Audífonos retroaurales

El modelo retroaural es ideal para pérdidas auditivas severas o canales auditivos muy pequeños.

Todos los componentes electrónicos de un BTE (sigla en inglés correspondiente a “BEHIND THE EAR”) clásico están ubicados en una carcasa detrás del pabellón auricular y un tubo plástico delgado con un molde de sostén (tomado a la medida del conducto auditivo de cada persona) ubicado al final del mismo dirige el sonido amplificado desde el audífono hacia el tímpano. Por esta razón es el modelo ideal para aquellas personas cuyo conducto es tan pequeño que no permite colocar todos los componentes del audífono en su interior.

Para facilitar el acceso del usuario, en la parte superior del audífono se ubican los controles manuales para volumen y cambio de programa.
Dependiendo del modelo y del paciente, los audífonos BTE permiten tener una adaptación abierta, ideal para aquellas personas con buena audición en las frecuencias graves. Esto significa que el molde no ocluye todo el conducto auditivo permitiendo así optimizar el procesamiento del sonido.