¿Cómo se trata?

Las pérdidas auditivas conductivas generalmente se pueden compensar con un tratamiento médico o quirúrgico. Pero si la pérdida es neurosensorial, un audífono o un implante coclear suelen ser las mejores soluciones que existen hoy en día.

Existen muchos audífonos diferentes que se eligen de acuerdo a la pérdida auditiva y las necesidades de cada usuario.

Sabía que…

  • La pérdida auditiva en los niños afecta su desarrollo lingüístico y social.
  • Muchas personas se sienten avergonzadas e inútiles cuando les falla su habilidad de oír.
  • El número de jóvenes con problemas auditivos causados por el ruido, es cada vez mayor.
  • Muchas personas mayores esperan años antes de solicitar ayuda para solucionar su pérdida auditiva.
  • El uso de audífonos equivale a una mejora en la calidad de vida.
  • Más de un tercio de todas las personas mayores de 65 años tienen una pérdida auditiva.
  • Más de la mitad de las personas que tienen pérdida auditiva se encuentran en edad laboralmente activa.